Listin Diario Logo
27 de mayo 2017, actualizado a las 12:11 a.m.
Suscribete al Listin Diario - News Letter
*
Santo Domingo
Clima Actual22ºC29ºC
Entretenimiento sábado, 25 de febrero de 2017
0 Comentarios

PANTALLA GRANDE

El encuentro: Un drama insípido

La película es una muestra de lo que le falta aprender al cine nacional para hacer obras dramáticas con buenas referencias.

  • El encuentro: Un drama insípido
  • El encuentro: Un drama insípido
  • El encuentro: Un drama insípido
  • El encuentro: Un drama insípido
Pachico Tejada
Santo Domingo

Alfonso Rodríguez es el director de cine dominicano de más difícil clasificación. El también actor, productor y guionista, ha realizado películas en muchos géneros y sin detalles en el estilo que distinga su obra de otras.

En su larga carrera ha hecho dramas sociales (“Tráfico de niños”, 1988; “Yuniol”, 2007); comedias (“Un macho de mujer” 2006; “Feo de día, lindo de noche”, 2012) o thriller con ribetes de erotismo (“Pimp Bullies”, 2011).

Ahora, con “El encuentro”, que se estrenó esta semana en las salas de cine local, ha realizado un drama romántico. La película narra la historia de José (Joshua Wagner) quien luego de que su esposa Amanda (Alejandra Alemany) muere en un accidente automovilístico su corazón es donado. Años después José se encuentra con Clara, una chica a la que han hecho un trasplante de corazón y se empieza a sospechar que ese es el de Amanda. La historia, aunque otras veces tratada en el cine, es interesante.

Lo que no funciona es la puesta en escena, ya que, pese a que el mismo Rodríguez ha anunciado que como una novedad ha usado a un grupo de actores nuevos, la deficiente interpretación de estos, unido a un guion y unos diálogos simples y repetitivos, hacen que el intento de realizar un drama que arranque las lágrimas al espectador, fracase.

La mala dirección de actores hace que estos se muevan y hablen de una forma insípida y poco creíble, lo que hace que poco importe lo que pasa con el “viudito” que no logra enderezar el camino de su vida.

Esta cinta es una muestra de lo que le falta aprender al cine nacional hacer obras dramáticas que contengan elementos novedosos y buenas referencias ya que la presente al parecer tuvo como puntos de vista a las telenovelas. En ese sentido, es impensable que en la boda de unos “jóvenes de hoy”, como pretende ser el grupo de personajes del filme, se use la “Marcha nupcial” de Felix Mendelssohn, una pieza del siglo XIX.

COMENTARIOS 0
Este artículo no tiene comentarios
Comentarios | No tiene cuenta? Cree su cuenta | Recuperar contraseña
Debe estár logueado para escribir comentarios
Usuario
Contraseña
Descubre